La propuesta de moda de Martine Sitbon fue, dentro de lo malo, lo menos malo, y hasta agradable diría, en parte porque creo que interpreta las verdaderas necesidades de la mujer que se dirige a su tienda de Rue du Mail, y porque tiene consideración al mostrar algo que agrada a la vista y al tacto.

1

Recién me vengo recuperando de lo visto anteriormente en la colección de Limi Feu, así que intento hablar bien aunque cuesta un poco luego de haber sentido ese insulto tan de cerca ventilándose como si nada en una pasarela de París.

2

Rue du Mail tiene su acento puesto en la cintura, encorsetando suavemente las curvas. Los colores, algunas veces fueron bastante pálidos y claros, como los de una acuarela, no por eso perdieron gracia y esplendor, aunque la mayoría de los diseños hayan sido algo repetitivos.

3

Hacia el final del desfile, salieron a la luz los pantalones de talle alto, las blusas y los broches hasta el cuello, aunque algunos vestidos mostraron un escote bastante profundo, elaborados en material de seda y con bordados deslumbrantes, que me parecen elegantes y de buen gusto para cualquier tipo de evento.

4

Aquí, hasta los hot pants con chaquetitas de vestir lucían perfectos. Me encantaron las blusas de cortes asimétricos y con vuelos, que son estupendas para disimular bustos muy planos.

Fotos: style