La moda medio hippie siempre ha sido muy llamativa y apetecida por las chicas, en especial las más jóvenes, a las que les gusta andar más relajadas y coloridas.

Los colores y las mezclas, nos acercan en buena medida a lo que éramos cuando niños, época en la cual hacíamos trabajos manuales con conchitas, macarrones y lanas de color. Todo ese arte hoy se traslada a la ropa adulta para el otoño, y los más afamados diseñadores, como Lanvin, Versace, Missoni y otros, nos entregan su versión.

En las colecciones de los diseñadores, se ven suéteres de lana, con lanas de color, y un estilo muy suelto y relajado, que más nos atrae por su parecido con una pintura abstracta. El otoño es el momento preciso para llevar los suéteres anchos. Los suéteres amplios son los únicos que nos permiten disfrutar al máximo del grato momento de tomar una taza de café o un chocolate caliente.

Otras prendas básicas para el otoño, con aires divos, son los vestidos de lentejuelas, y para acompañar, nada mejor que los accesorios que imitan el oro, o derechamente llevar oro si cuentas con un presupuesto que te permita comprar accesorios elaborados en este precioso metal dorado.

Vía: Refinery29