¿Os ha pasado alguna vez el estar maquillándoos con una amiga y que a ella le queden unos ojos increíbles y a ti… bueno, podrían darte un “no está mal pero…”? Porque a mi sí y no hay cosa que más rabia me dé. Vamos a ver los tipos de máscaras de pestañas que hay para ayudarte a elegir cuál es el que más te conviene.

tipos de máscaras de pestañas

Cuando era más pequeña todo el mundo me decía que tenía unos ojos grandes y muy bonitos, pero con el paso del tiempo, supongo que las gafas, el ordenador y otros aspectos han ido dejando mis ojos más tristes y apagados. La única solución a esto es el maquillaje para avivar la mirada y lograr unos ojos espectaculares, y aquí el problema surge cuando no empleamos el maquillaje de ojos correcto. 

No todas las pestañas son iguales, y hay productos dedicados a cada tipo en concreto. En función del efecto que necesites conseguir, dependiendo de tu tipo de pestaña, encontraras un producto determinado. ¡Vamos a verlos!

Rizar las pestañas. Los cepillos para esta función están diseñados en forma de onda para dar curva y depositar gran cantidad de producto desde la raíz de las pestañas.

Dar volumen con definición. Estas son las máscaras con doble fórmula, tratan la pestaña y le dan un extra de color. El primer paso es la pre-base que engrosa la pestaña y el segundo las tiñe.

Dar volumen. Para ello necesitamos un aplicador bien grueso que cubra las pestañas de forma rápida, engrosándolas en una sola pasada.

Dar definición. Para definir las pestañas necesitamos un cepillo con las cerdas muy juntas, que sea capaz de agarrar cada pestaña cubriéndola totalmente.

Llegar a todas las pestañas. Cuando el cepillo aplicador termina en bolita, podemos llegar tanto a las pestañas más pegadas al lagrimal como a las de los extremos. Hay aplicadores específicos para las pestañas inferiores, acaban en punta y son más pequeñitos.

Acabado dramático. Pon más producto en las inferiores, haciendo más hincapié en ellas.

Esconder las pocas horas de sueño. Cuando tenemos los ojos rojos, irritados, por falta de sueño u otras cuestiones, podemos pasar de la máscara negra a la azul. Los tonos azules disimulan los rojos. ¿A qué ese truco no lo sabíais?  Yo lo leí hace poco en una revista, y funciona, doy fe.

 

tipos de máscaras de pestañas

 

Imágenes: cosmeticoshoy