Regresa el Punk de finales de la década de los 70, el estilismo rockero y rebelde al más puro estilo de Bandas como The Clash o Sex Pistols. El Punk es un clásico inmortal que siempre queda bien adaptándolo al estilismo urbano del día a día. Tiene un punto irreverente que combinado con elegancia consigue un estilo totalmente personal.

En la semana de la moda de París ha sido Balenciaga, de la mano de Nicholas Ghesquire, quien ha hecho su apuesta por un Neo-Punk reinventado en clave luxury. Con chaquetas de cuero “Perfecto”, calzas negras y  botas Doctor Martens, Ghesquire resucitó en las pasarelas a una mujer dura con tintes muy masculinos, que ha tenido y tendrá siempre un glamour especial.

Este look “Punk-Chic” que crea Ghesquire nos trae las cazadoras de cuero cortas con remaches como prenda estrella. Incluye en sus prendas bordados y lentejuelas como sello personal, logrando la combinación perfecta entre el lujo y el estilo de los suburbios.

Como explica la consultora de compras de Printemps; Maria Luisa Poumaillou “Ghesquire es el único hombre que puede hacer alta costura con ropa callejera. está realmente a la vanguardia de los demás”

Poco maquillaje, salvo en los ojos que brillan marcados en negro. Coletas altas y tupés. Calzado cómodo y plano ya sea en colores chillones como rojo o azul eléctrico o nuestras viejas conocidas botas militares. Y  cuero negro en pantalones, cazadoras y ¿ por qué no? vestidos. Esta temporada podemos sacar a relucir de nuevo la rebeldía adolescente.

Nos quedamos con esta idea. Porque por mucho tiempo que pase, sigue sin haber una mejor forma de quitarse años de encima que enfundarse en unos vaqueros y una buena cazadora de cuero.

Aquí os dejo unas cuantas fotos de desfile de París.

Fuente: Reuters
Fotos: Elle

Comments are closed.