Aplicar el maquillaje de modo profesional es un poco diferente a la forma convencional, pero no por mucho. Por otro lado, los productos profesionales producen un efecto más fuerte, duradero y de mejor acabado, por lo que es mejor usarlos a largo plazo y aprender algunas técnicas que las mismas marcas, como MAC, ofrecen a sus clientas.

Demaquillar: Lo primero es quitar, con la ayuda de una bola de algodón y demaquillante, el maquillaje que tengas en el área de los ojos.

Crema: Aplica una pequeña cantidad de crema hidratante en el área de los ojos, pasando el dedo índice suavemente. Esto ayuda a evitar las arrugas que se forman con el corrector debajo de los ojos.

Maquillaje: Aplica base de maquillaje especial para los ojos, ya que te ayudará a mantener el  maquillaje en el párpado por más tiempo. Si no tienes base disponible, aplica un poco de corrector en su lugar.

Lo mejor es aplicar el corrector con ayuda de una brocha o un pincel, ya que esto hace el producto más flexible.

Sombra: Aplica la sombra en polvo con ayuda de un cepillo con ángulo, como alternativa al delineador. Para algo especial,  utiliza un único color, que sea vivo, en la esquina interior del ojo.

Pestañas: Pega las pestañas falsas, y luego aplica el delineador de ojos, y una capa de rímel, que ayudará a hacer que visualmente se mezclen las pestañas verdaderas con las falsas.

Polvos: Aplica polvos traslúcidos con una brocha en la cara y con un pincel más fino en el área de los ojos, de modo que el maquillaje quede fijo y con un acabado mate.

Vía

1 Comentario

Comments are closed.