Ya hemos hablado del Miracle Dresss de Stella McCartney, es el vestido que hace magia y logra que pierdas una talla en un momento. Está haciendo furor entre las celebrities; Kate Winslet fue la que lo lanzó al estrellato al lucirlo en el Festival de Venecia, en el que llamó poderosamente la atención el patrón de la pieza que lograba un espectacular efecto adelgazante muy similar al producido por el photoshop.

Liv Tyler, Penelope Cruz…y otras tantas se apresuraron a hacerse con uno de estos vestidos milagrosos en diferentes colores. Y ahora la idea llega al fenómeno low cost. El truco del Miracle Dress no es otro que la correcta combinación de cortes y colores enmarcando cintura, afinando caderas y disimulando o resaltando pecho.

Este vestido de Blanco tiene un efecto muy parecido, crea las curvas en proporciones mucho más estrechas y la franja beigue recorre el traje en vertical afinando y estilizando la silueta. El tono negro de fondo es otro plus para disimular unos kilitos.

La espalda lleva una cremallera vista y afina la forma de los brazos, gracias a la manga larga y la cintura estrechando de paso la cadera.

Si no te convence tienes esta otra opción también de Blanco:

Es más sencillo y si cabe su patrón es todavía más básico pero el resultado es espectacular, es un vestido blanco con los flancos negros cortados en línea recta.

Logra disimular cadera aplanar pecho y entallar la figura, eso sí, si lo que quieres es marcar curvas de infarto tu modelo es el de arriba, que redirige la mirada en formas curvas y sinuosas. Este otro en cambio aplana y rectifica unas formas quizá un pelín exageradas.

Es perfecto para disimular un poco de tripita, de hecho el perfil es totalmente negro.

La parte de atrás lleva el escote redondo y una tira ancha en negro que lo corta en dos con un punto un poco retro. El caso es que un modelito de estos nunca viene mal en el armario, sobre todo si no te puedes permitir el auténtico.

Fuente y fotos: Blanco

Comments are closed.