Tratar de encontrar un vestido de fiesta que quede perfecto sobre un cuerpo exuberante es un tema difícil. Yo creo que lo pueden imaginar sin problemas, después de todo, a muchas les habrá pasado en alguna oportunidad, que no encuentran nada para su talla dentro de lo que denominamos, ropa de calle.

Aquí va una selección de vestidos de fiesta para las que tienen un cuerpo 10, o quizás más grande. Algunos de los vestidos están confeccionados con lentejuelas, otros con suaves terciopelos que son de los más deseados cuando se trata de noches como la Navidad y las Fiestas de Fin de Año.

Los vestidos drapeados y hechos en telas livianas, son los que mejor quedan en tallas XXL, porque si los observan detenidamente, sumado a esas características, un corte asimétrico afina y alarga la silueta como ningún otro tipo de vestido lo haría.

Si pensaban que el color era algo prohibitivo para las más delgadas, verán con los vestidos de colores osados, como el rojo con fruncidos, que el color es también muy bienvenido en una figura generosa si se utiliza con sabiduría. El secreto es que el vestido no quede muy ajustado en la parte superior del cuerpo, y comience a ajustarse desde las caderas hacia abajo, ajustando sólo de forma sugerida la silueta.

Por último, cuando usen un vestido con lentejuelas, cuiden que no sea demasiado corto, y esta regla fashion corre igual para las telas muy brillantes, como el raso o la seda.

Fotos: refinery29