ir a la oficina
Fuente: Universidad de Navarra

Cuando vamos a trabajar debemos vernos bien, además de estar cómodas deberemos trasmitir una imagen impecable. En muchos sitios las normas de vestimenta son realmente estrictas, mientras que en otros te permitirán seguir tu estilo, siempre que sea discreto y serio.

Estilo que permite jugar con los estampados

Generalmente en los ámbitos laborales es necesario tener una imagen sobria y seria, así evitarás desentonar con el entorno laboral. Pero lucir seria no implica vestirte unicamente de negro. Podrás agregar algunos detalles estampados que pueden ayudar a tu imagen. Por ejemplo, anímate a lucir un pantalón de vestir que cuente con algún estampado sobrio y combínalo con alguna camisa o blusa sencilla de manca corta y una chaqueta fina.

En este caso también podrás sacarle beneficio a los accesorios o complementos. Puedes animarte a usar algún color llamativo en ellos, pero siempre que sean de un tamaño adecuado.

La infaltable camisa y pantalones

Si recién empezaste a trabajar en un sitio y tienes dudas acerca de qué tipo de ropa debes usar nada mejor que optar por los tradicionales pantalones y camisas. Es uno de los looks más usados por las mujeres que trabajan. Si notas que el lugar lo permite podrás animarte a usar alguna camisa estampada en lugar de la clásica camisa blanca, de lo contrario puedes usar camisas blancas creadas en diferentes telas, con distintas texturas. Algunos modelos que encontrarás son los mejores parar ir a la oficina.

Usar prendas de lino

El lino será uno de los tejidos que más te acompañarán durante el verano. Tiene la ventaja de ser un tejido cómodo, ligero y puedes encontrar prendas en colores realmente bonitos. La desventaja es que tiende a arrugarse fácilmente, por lo que si tienes reuniones al finalizar el día deberás escoger otra tela, y así verte impecable. El lino blanco y el negro son apuestas seguras, para completar tu look de oficina complementa con alguna maxi joya que este de moda, especialmente las doradas o plateadas, pero solo un complemento, si vas a usar un collar grande los pendientes y la pulsera deberá ser apenas un detalle.

Estilo clásico

En lo que se vincula a los estilos de oficina son muchas las opciones, pero existen determinados atuendos que nunca pasarán de moda. Los trajes de chaqueta o los vestidos de corte sobrio son una excelente alternativa que podrás usar por años sin dejar de lucir perfecta. En algunos casos puedes elegir por algún maxi vestido, pero que no llame demasiado la atención por sus colores o modelo. En el caso de un estilo totalmente sobrio podrás animarte a jugar con los grandes bolsos y los zapatos un poco más modernos.

La tendencia de trabajar con zapatillas

En los últimos tiempos hemos visto sitios en los que está permitido ir a trabajar en zapatillas, especialmente el viernes, pero no todas las zapatillas están bien vista, evita usar los modelos que sean demasiado deportivos. Los modelos más casuales pueden ser usados en otros aspectos y momentos de tu vida.

Cuestiones que debes tener en cuenta cuando vayas a trabajar

Existen algunos puntos que deberás tener en cuenta cunado vayas a establecer un estilo para ir a trabajar. El primero que vamos a mencionarte se vincula con el escote, evita el uso de tirantes finos y de escotes demasiado pronunciados, si bien pueden ser toda una tendencia la oficina no es el mejor sitio para lucirlos, deja esos detalles para alguna salda nocturna.

Si bien las sandalias son las más apropiadas para el verano en ciertos trabajos no están permitidas. Puedes usar algún modelo más cerrado. Evita el calzado que sea totalmente informal, por ejemplo las alpargatas.

Sabemos que con la llegada del verano el largo de las faldas tiende a acortarse, pero trata que en el ámbito laboral las faldas no sean muy cortas. La longitud ideal es a la altura de la rodilla, a lo sumo un centímetro sobre ella ero no mucho más cortas.

Si bien una de las tendencias del próximo verano son los shorts olvida lucirlos en tu oficina, déjalos para un paseo el fin de semana o por lar tardes, al regresar del trabajo.

Las camisetas podrás usarlas siempre que las acompañes de un saco, una camisola o un suéter. Los modelos no deben ser demasiado informales.

El maquillaje, lo mismo que la indumentaria, debe ser discreto. El maquillaje es fundamental, nunca debes acudir a u empleo con la cara lavada, pero deberás evitar caer en excesos. Puedes usar alguna bonita sombra nacarada o un sutil delineador de ojos.

La joyería es un importante aliado para todas las mujeres, puedes usar algunos bonitos aretes, un collar o algún detalle que le de vida a tu look, evitando lucir un estilo demasiado cargado, el brillo los colores muy fuertes deberás dejarlo para después de las 17 horas.

Y por último nos rreferiremos al perfume. Recuerda siempre dejar una estela de fragancia que marque tu personalidad. Evita usar fragancias que sean demasiado invasivas, especialmente si trabajas en un ámbito cerrado y trabajas junto a muchas personas.