El verano es el verano y los colores cambian. Y en maquillaje no van a ser menos. Ya te hemos contado que se llevan el gloss eye, las uñas craqueladas o los esmaltes magnéticos, ¿verdad? Pero, ¿sabes cuáles son los colores con los que tienes que maquillarte para ir a la última?

En este verano, como ya te hemos contado, se llevan las tonalidades pastel, el tangerine tango y los tonos coral. También los que se conocen como tonos candy: ayudan a potenciar el bronceado al destacar nuestro tono de piel. Eso sí, estos para el día a día. Los rosita palo, azul celeste, amarillo pastel, corales, verdes suaves…

Por la noche, ¡que viva la creatividad! Los tonos suben y puedes escoger colores más atrevidos que potencien las sombras sobre nuestra piel bronceada. Eso sí, cuidado con los colores que usas y no te pases con el bronceado artificial, porque puedes estropear tu look completamente si no lo haces bien. El efecto “máscara” o “careta” se produce cuando utilizas un tono que no es acorde al de tu piel, así que ten siempre presente que debes escoger uno igual o, tal vez, un tono más bajo. Olvídate de elegir un bronceado a través de los polvos de base, porque el contraste con el resto del cuerpo será horroroso.

Para dar mucho más brillo y luminosidad este verano, la base debe ser en tonos dorados o melocotón, te darán un efecto espectacular y tu piel se verá sana y natural.Para potenciar el tono que ha dejado el sol en tu piel puedes elegir algunos productos que añaden un toque de bronce a tu piel. Pero no te pases, tampoco querrás parecer una estatua.

Si a eso añades colores candy y las nuevas tendencias de las que ya te hemos hablado en uñas y sombras de ojos, el efecto será fantástico.