Cushnie et Ochs, sacó una colección primavera verano elegante y sofisticada, insertándole cortes limpios, formas bien definidas y un toque minimalista.

Lo que más llama la atención de esta colección primaveral, son los colores saturados, los cortes angulares con ese toque de drama que pueden ver en las fotos y los tejidos, que son de primer nivel. Los detalles en cuero son los que permiten dar a esta colección  primaveral, un toque moderno y más fresco.

La marca se caracteriza en esta ocasión por ocupan tan solo unos pocos colores clave, que son los que generan un efecto final sofisticado.

Entre los colores que verán en esta propuesta de moda, está el amarillo brillante, el fucsia, camel, blanco, negro y tonos prístinos, dentro de un estilo algo futurista, pero siempre muy elegante. Los colores al fin se toman los diseños más sofisticados, cosa que casi no habíamos visto antes, aunque creo que todavía hace falta hacer más por parte de los diseñadores, para sorprendernos.

A pesar de lo atractivas que puedan ser las colecciones que aparecen en las semanas de la moda internacionales, me he quedado pensando, que no han aparecido esquemas realmente novedosos en materia de diseño, como lo fue en su época Chanel.

Vía: fashion.style-becomegeorgeus