Victoria Beckham está embarazada de su cuarto hijo, pero ella dice que terminó su colección de otoño antes de haberse enterado incluso de su estado.

El hecho que su nueva colección se haya soltado en sus formas, y se vea más drapeado que nunca, es sólo una mera casualidad. En esta temporada, Victoria se decantó por los tonos brillantes de azafrán, magenta y bermellón, además de las costuras curvas que dan una singular forma al torso.

Algunos mini vestidos, más parecían ser un blusón, aunque se pueden usar de modo indistinto en ambas modalidades.  Las formas redondeadas, son de gran ayuda cuando la panza crece, y esta colección siguió esa línea, además de presentar algunos equipos con chales de cachemira y cinturón drapeado sobre falda lápiz.

Todo lo que se vio en esta colección, es muy del estilo Beckham, a quién los clásicos siempre han ganado a las tendencias. Y la pregunta que nos hacemos siempre cuando apenas acabamos de ver lo nuevo de Victoria Beckham, es la típica, ¿qué vendrá en la próxima temporada?, ¿trajes de pantalón tal vez?.

A mi gusto esto está muy minimalista y japonés, pero con color, lo que le daría una característica distinta a lo típico minimal a que estamos acostumbrados a ver.

Vía: Style

Comments are closed.