La Colección Oysho 2011 ejemplifica a la perfección lo que es la coquetería, el estilo bonito y los volantes. Esta ropa revela nuestro lado de niña interior, ya que saca afuera las tendencias románticas de la temporada, con vestidos cortos sexy y detalles bohemios y etéreos que lucen muy elegantes.

Los colores predominantes de Oysho verano 2011 son los caramelos y neutrales, las texturas hechas con encajes y ganchillo, las rayas y estampados, además de los detalles bonitos y los accesorios apropiados, que representan los elementos clave de esta colección femenina, tan romántica.

Oysho trae bikinis con estilo, trajes de baño lúdicos y vestidos de encaje coquetos. Hay que mantener los zapatos y accesorios simples para evitar un aspecto desastroso o ridículo.

La obsesión más grande de la moda es el vestido maxi, las sandalias planas y las plataformas para las chicas que son más bien bajas. Con un cinturón pueden darle a su cintura un toque más delicado.

Los shorts vienen en una amplia gama de colores, que van desde los colores neutrales hasta los más llamativos, así que siempre habrá algo para todos los gustos.

La mejor inversión que pueden hacer durante el verano, son los pantalones cortos y las camisetas sencillas. Los accesorios serán cruciales, por eso, Oysho propone carteras, zapatos de colores, bolsos y sandalias, además de los infalibles sombreros, que son ahora, indispensables para actualizar el look.

Vía/ fashion-style.becomegeorgeus