Denny Rose propone una colección elegante  y sensual para el invierno 2013

Aunque también está compuesta por suéteres, pantalones skinny y leggings, sin dudas que la base de la nueva colección Otoño/Invierno 2013 de Denny Rose son los vestidos, los cuales pueden encontrarse en las texturas más variadas y con los diseños más elegantes, por lo que seguramente encontrarás varios modelos de tu gusto.

Puedes encontrar desde vestidos sueltos, entallados, en estilo bandeau, con péplum, engasados largos y sensuales vestidos cortos, con faldas asimétricas, en tubo, tail hem o con silueta reloj de arena. Como ves, definitivamente la propuesta de Denny Rose para el invierno abarca opciones para todos los gustos, pero principalmente para aquellas mujeres que gustan de lucir sensuales y elegantes, ya sea en las ocasiones más sofisticadas, o simplemente para andar por la calle.

Pero además de las texturas y los diseños, los detalles empleados en esta colección también son muy significativos a la hora de crear looks espectaculares, ya que mientras los flecos y las plumas nos recuerdan los clásicos atuendos de la época del Jazz, los apliques metálicos crean un look más rockero, a la par que las aberturas en faldas y espaldas, así como los para nada recatados escotes, ayudan a crear un estilo megasensual y elegante para cualquier mujer.

Y tampoco debemos dejar de mencionar a los estampados, caracterizando en este caso por un resurgimiento del animal print, el curioso uso de estampados florales y del pata de gallo, que contrastan con otras prendas de la colección totalmente lisas, donde el color predominante ha sido el negro, pero sin olvidarse de tonos más alegre y vivaces, como tonos azules, rojos, amarillos y blancos.

En cuanto a los zapatos, Denny Rose ha propuesto una combinación más que seductora, con un gran uso de stilettos, cuñas altas, sandalias, pump y peep toes que seguramente le quitarán el habla a más de una, pues en general, la propuesta para el invierno de Denny Rose se percibe como una bocanada de aire fresco, con mucha vitalidad, desenfreno y seducción, pero nunca sin olvidar la elegancia de la mujer.