Siempre está de moda

El color negro es uno de los que nos acompañan siempre, a lo largo de las diferentes colecciones y temporadas los encontraremos en las prendas.

Vestirse de negro es una alternativa que muchas mujeres (y también hombres) elegimos cuando no sabemos bien que ponernos. Esta tendencia viene desde hace mucho tiempo. Se originó en Francia, en donde el tono negro está visto como un símbolo de la elegancia.

La moda de vestirse de negro

Siempre está de moda
Fuente: Strungoured

Al pensar en el tono negro en la vestimenta es inevitable que recordemos a Coco Chanel, quien confeccionó el recordado petite robe noire, una prenda que se volvió un clásico para las damas que querían lucir únicas e impecables.

Pero Chanel no fue la única, también Yves Saint Laurent uso por décadas este tono, especialmente después de que convirtió a Catherine Deneuve en un verdadero ícono sexual.

El color negro en la indumentaria

Siempre está de moda
Fuente: Terodactila

Hace algún tiempo en España se marcaba el uso del tono negro dentro de la moda como una pauta mundial que se iría imponiendo para nunca más dejar las pasarelas. Tengamos presente que fue Felipe II quien impuso una moda que se extendió a todos los países del continente europeo. Esa manera de vestir era conocida como la de vestir a la española. En ese momento se comenzó a ver al tono neutro como una característica de la elegancia suprema.

Los expertos en la materia consideran que la tradición de vestir de neutro era usada con el fin de perjudicar a la corte de Felipe II cuando se trató de identificar el color negro que lucía el rey con una sociedad considerada como melancólica, triste y sobria, pero nada más alejad de la realidad.

La utilización del color negro por la corte de España no tiene relación con el estado de ánimo que tenía Felipe II . Las razones para su uso pueden decirse que fueron de índole económicas.

Hasta que tuvo lugar la revolución industrial del siglo XIX se consiguió popularizar la fabricación de las telas, apareciendo los tintes industriales que eran usados por muchas personal. Con la llegada de los españoles al antiguo continente se descubrió que el palo de campeche se fijaba bien a la ropa.

Cuando llegaron los españoles al nuevo continente se pudo descubrir el palo campeche, un árbol que era negro intenso, que tenia unos frutos que permitían usarse como tintura. La Católica Majestad decide tomar el color negro para su corte y dejarle el color rojo a la Iglesia. Con el rey mas reconocido de la Cristiandad usando tonos negros el color se volvió en un ícono para la moda.

La sobriedad y la elegancia del color ayudaba a que se realzara la belleza de los cuellos y los bonitos encajes de bolillos que se dejaban ver un un increíble tono blanco.

Además el tono negro era usada, de alguna manera como una inclinación política. Frente al lujo que mostraba Enrique VIII en Inglaterra, quien vestía con muchos colores e importantes joyas se diferencia la sobriedad de España. El tono negro siempre está de moda, pero en ese comenzó es usado como un símbolo de superioridad, una manera de estar por encima de los oponentes. La historia del uso del color negro en la indumentaria se puede conocer en profundidad en el Museo del Traje.

El color negro se siguió usando en la corte madrileña hasta que llegaron los Borbones. En el momento de la presentación de la Infanta María Teresa de Austria a Luis XIV de Francia, el Rey Sol, se comenzaron a evidenciar los colores de la corte francesa.

El tono negro se siguió usando, con una clara decadencia, por algunos años más y al llegar la dinastía de los borbones a España finalmente desapareció. Es conocido que Felipe V utilizó el negro en los primeros años para ganarse la simpatía del pueblo español, pero al final empezó a lucir la moda de Versalles.

El negro como opción económica

Durante el siglo XIX el color negro comenzó a usarse para evidenciar el luto. Los hombres de negocios también lo usaban, pero alejados de la idea que lo vinculaba a un bienestar económico. La aparición de las tinturas negras artificiales se consiguieron que el tono negro se fijara mejor, por lo que se volvió una alternativa más asequible y por ende más práctica. Lo usaban los trabajadores, el personal de servicio, etc.

En la década del 20 (siglo XX) Coco Chanel empieza a usar el tono negro para la confección de su petite robe noire, cuyos puños y cuello eran blancos. En ese momento en color negro volvió a ser una opción elegante. En este sentido no podemos restarle importancia al trabajo realizado por Balenciaga, otro reconocido diseñador que le brinda al color un importante lugar en sus colecciones. Con su uso le rendía un homenaje al traje a la española.

En todas las pasarelas podemos ver prendas negras, es muy difícil que los diseñadores no usen este color ya que es fácil de combinar, tiene la ventajas de hacernos lucir más delgadas y es un tono clásico que se nunca pasará de moda.