Ya sabes que este verano, en cuestión de uñas, se lleva casi todo. ¿Te gusta el esmalte de uñas glitter pero no encuentras un tono que se adapte a lo que realmente necesitas? No te desesperes buscando por las tiendas una y otra vez porque puedes fabricarlo tú misma con un par de ingredientes. Es muy sencillo y el resultado será profesional. ¿Lista para comenzar la clase de Pociones, digo… hacer tu propio esmalte?

Lo único que necesitas es esmalte de uñas transparente, purpurina y esmalte de uñas de un color que quieras para dar una base. Lo ideal es que sea parecida a la de la purpurina si es que ésta tiene color. Su función será dar un tono más oscuro, pero si prefieres que sólo haya purpurina, puedes usar el transparente sólo.

Y ahora, lo único que tienes que hacer es echar unas gotas de esmalte de color en el frasco de esmalte transparente. Después, añade la purpurina al bote. Puedes ayudarte de un papel formando un embudo para que no se te derrame nada. Llena más de la mitad del bote con purpurina. Y después, mueve el bote para que todo se mezcle y ayúdate del pincel para lograr una mezcla homogénea. ¡Ya tienes tu esmalte!

Para usarlo, es igual que cualquier esmalte de uñas, aunque puede que al quitártelo te queden restos de purpurina. Para eliminarlos por completo puedes utilizar algodón y aplicarlo en cada uña junto con el quitaesmalte durante cinco minutos. Al retirar el algodón, haciendo un poco de presión sobre la uña, tanto el esmalte como la purpurina saldrán fácilmente.