Hace tiempo te contamos que las mechas californianas iban a ser uno de los looks más solicitados de este verano. Así que si todavía no tienes las tuyas, ya estás quedándote fuera de la moda. En las peluquerías ya se han puesto las pilas porque saben que es un must esta temporada y hacen unos acabados realmente bonitos. Pero si no tienes dinero para ir a la peluquería o quieres hacértelas tú misma, también puedes. Los acabados serán menos profesionales, pero igual de modernos.

Apunta bien los materiales que necesitarás para hacerlas en casa y prepárate para lucir uno de los looks especiales de este verano:

  • Recipiente y pincel de teñir
  • Peine de encrespar
  • Papel de aluminio
  • Guantes
  • Agua Oxigenada de 20vol
  • Tinte rubio o del color que desees

Una vez que tengas todo esto, sólo tienes que ponerte manos a la obra. Colócate los guantes y en la zona baja de la cabeza, separa un mechón de cabello. Con un peine fino, levanta tres particiones dejando una libre. Separa el pelo que queda arriba y pon papel de aluminio debajo para aplicar la mezcla de agua oxigenada y tinte. Cuando esté el mechón cubierto, envuelve bien el pelo en papel de aluminio y repite el proceso en cuantos mechones desees. Hasta ahora, es igual que unas mechas normales, sólo que no se llega hasta la raíz.

Si buscas un efecto natural, puedes encrespar las puntas del cabello cuando separes el mechón que quieras teñir. Así sólo  tendrás que poner el tinte en las puntas que no están encrespadas y te ahorras el paso de separar con el peine en tres partes.

Una vez que ya tengas todas las mechas, deja que el tinte actúe durante unos 20 minutos. Vigila bien los resultados, porque si tienes mucho pelo o haces muchas mechas, cuando acabes con la última la primera a lo mejor ya ha subido y tienes que retirarla. Una vez que hayas quitado todos los papeles, lava y seca el cabello con secador.

Tiene un acabado estupendo y, lo mejor de todo, ¡casi gratis!