No menos sorprendente fue el desfile en clave gótica de Anne Demeulemeester. En el se pudieron ver espectaculares figuras envueltas en un look “Total Black”, que atravesaron la pasarela portando complicados diseños que parecían salidos de otra época.

El punk y el gótico se entremezclaron de un modo homogéneo con un cierto aire renacentista.

Impresionantes su chaquetas de cuero con cordones combinadas con guantes y faldas largas o pantalones de pitillo en tela o piel.

Los diseños evocaban las antiguas amazonas de leyenda, guerreras modernas enfundadas en cuero y pieles negras. Los cordones han estado presentes de un modo dictatorial en casi todos los conjuntos.

Los guantes largos hasta más alla del codo, con vuelta y cintas para anudarlos.

Se vió también una muy tímida presencia del color gris para un desfile que ha sido fundamentalmente: Negro.

Nota especial para los cinturones: el diseño y la elaboración no podía ser más elaborada y original

Fotos: Elle

Comments are closed.