El zapato bajo de características elegantes existe, y este es el zapato tipo esmoquin. Últimamente, este tipo de zapatos se ha visto sobre las paredes lacadas en color rojo de las boutiques de Christian Louboutin, en las pistas de Alexander Mc Queen, acurrucando los dedos de las modelos en las filas de Santo Domingo de Lauren, Giovanni Battaglia y Medine Leandra.

Este complemento para caminar supone un aporte al estilo, lujo y confort, ya que son zapatos hechos en telas de lujo y tienen una estructura maravillosa.

Los zapatos planos tipo esmoquin, pueden ser clásicos, extravagantes o juguetones, así que hay múltiples opciones y ninguna excusa para entrar a esta tendencia.  Con estos zapatos esmoquin, algunos tachonados, otros forrados en terciopelo o en finos tejidos de zigzag, la caminata se hace más liviana y fácil.

Los zapatos esmoquin son una mezcla, de la comodidad de los mocasines con la belleza de las ballerinas, sumándose como tercer ingrediente, el lujo de un zapato de vestir.

Los zapatos bajos no tienen por qué ser aburridos ni feos, y eso era algo que hasta hace poco pensaba siempre que veía un zapato sin tacón, pero era porque nunca veía un zapato bajo que a la vista resultara atractivo.

Vía: Refinery29

Comments are closed.