Todavía no he ido a la playa, pero estoy buscando el hueco para poder escaparme. Lo que sí he ido ya es a la piscina y aunque todavía no he estrenado modelito, estoy encantada con los bikinis de las tiendas más baratitas. Los modelos de Zara, H&M, Blanco… son fantásticos y todavía no me he decantado por uno.

Pero si hay una prenda que es fundamental para ir a la playa es la blusa o la “camiseta de playa”, como muchas la llaman. Este año nos ofrecen una gran variedad de modelos, todos muy bohemios y encantadores que nos dan la oportunidad de ir a la playa sin dejar de estar a la moda. Las túnicas se llevan, así que, ¿a qué esperas?

Si me dices que no sabes combinarla, no te preocupes. Es muy fácil y apenas tendrás que buscar nada. Con unas sandalias de cuero, hawaianas o unas romanas irás de lo más chic. Y no te olvides las gafas de sol (recuerda, tamaño XXL) y un sombrerito o un pañuelo.

No te olvides de las normas de los estampados: llévalos donde quieras resaltar y no satures. Así que el pañuelo o la túnica, pero los dos a la vez, si son muy discordantes, no. Ah, ¡y no te olvides de llevar el bolso playero a juego! Seguro que si rebuscas en tu armario encuentras de todo sin necesidad de gastar ni un céntimo.

Pero si no es el caso, date un paseo por las principales tiendas de los centros comerciales. Hay muchos modelos baratitos con los que podrás lucir palmito este verano. ¡Atrévete!