Parece que cuándo algo se pone de moda lo hace en todos los sentidos. Y si hay una tendencia sin la que este invierno parece que no podemos vivir, esa es sin duda la del top peplum. Primero fueron los vestidos. Luego las faldas y ahora ese volante que nos hace ganar en curvas se pasa a las partes de arriba. Y aunque si nos siguen en nuestro blog de moda es muy probable que ya sepan que no me he afiliado a la tendencia, porque no me acaba de convencer cómo me queda a pesar de que la veo en todos los lados, eso no me impide contarles a las que se han enamorado a primera vista de lo peplum que para estas fiestas los hay de todos los colores y para todos los estilos.

Sin embargo, seguramente muchas estarán pensando que aunque les encanta no se atreven con un top peplum por eso de que les hace parece más anchas de lo normal. Pues bien, a continuación os dejo unos cuántos consejos que os demostrarán que no siempre es así, todo depende como se combine.

  • Con pantalón: tienes dos opciones, o te pones unos leggings muy ajustados en los que todo quede ceñido y apuesta por uno de los top Peplum más flojos y largos con volante a la cadera; o si no apuestas por el top ajustado y corto y por un pantalón con más caída, estilo árabe
  • Con falda: en este caso la única opción es una falda lisa. Es decir nada de volantes o complicaciones, si no quieres parece un repollo. La opción ideal es una tulipán o una recta.

1 Comentario

  1. Creo que es una tendencia que le queda a muy pocas, por mucho que funcionen esos trucos que nos cuentas y están muy bien. Hay que reconocer que ésta es moda para muy delgadas y de estrechas caderas, porque de lo contrario vaya efecto. Estupendos consejos. 🙂

Comments are closed.