La tendencia de las plumas venía llamando a las puertas de la moda tímidamente desde hace unas cuantas temporadas, las habíamos visto en algún que otro evento en vestiditos y faldas pero no terminaba de imponerse del todo, o dicho de otra manera, la tendencia no había sido imbuida por el fenómeno Low Cost. Y los modelitos que había eran o de muy mala calidad o muy carísimos.

Este invierno parece que por fin la tendencia se ha impuesto y lo ha hecho con fuerza. Rara es la cadena de moda que no tiene una falda de plumas esta temporada. Las hay las largas, mas cortitas, más o menos voluminosas pero está claro que se llevan.

Las tenemos de muchos colores, desde los flúor mas estridentes, al tono maquillaje, el marrón o el negro.

La opción más acertada es el negro, quedará perfecta con una blusa blanca o con camisetas blancas o negras. Además, si te apetece ponerle un punto de color la puedes combinar con casi cualquier cosa.

Además es una prenda que puedes utilizar tanto en invierno como en verano, es muy versátil y cambia mucho dependiendo de con que tipo de complementos vaya acompañada.

La mejor opción para llevarla sin caer en estridencias es utilizarla con medias tupidas y stilettos o peep tope negros. En la parte de arriba, una camisa blanca o un top negro sin escote. El bolso de mano y tipo joya.

Si le quieres dar un plus al look, utiliza un maquillaje muy natural y marca los ojos ahumados en negro a juego con una manicura del mismo color. Estarás perfecta.

Esta de la foto es de Stradivarius y a la vista está lo bien que sienta.

Fotos: Stradivarius