¿Quién dice que la comodidad esta reñida con la elegancia? Si eres de las que no se lleva muy allá con los tacones o tienes uno de esos trabajos que te obligan a ir corriendo de aqui para allá todo el día ya sabrás que los tacones son una mala elección.

Toda mujer tiene que tener un plan B para cuando los pies se declaran en huelga. Las tendencias nos sonríen porque parece que las bailarinas siguen en alza un año más.

Hay muchos tipos de bailarinas pero últimamente vienen unos modelos monisimos y perfectos para ir a trabajar o a cenar una noche. Además a precio low cost ¿Se puede pedir más?

Mi último fichaje han sido estas bailarinas de Tweed en espiga negra, gris y fucsia con la puntera en charol negro y un lazo en el empeine. Son perfectas para ir a la oficina o para salir de cañas con unos pitillos o un vestidito negro.

Cuestan 25,95€ y son de Stradivarius. Las tenéis desde el número 36 hasta el 41.

Esta temporada se llevan mucho las bailarinas pero las modas se están saliendo de las típicas monocolor. Vienen en materiales como terciopelo, tweed, charol, ante…etc, vienen de colores, con distintos motivos y con un estilo propio.

Ya no hay excusa para no ir arreglada aunque quieras ir cómoda. Este tpo de calzado es perfecto para chicas “Todoerreno” ósea para todas las que salimos de casa por la mañana para volver por la noche.

Nadie dice que renuncies a unos buenos tacones pero puedes llevar unas de estas en el bolso para cuando tengas que correr por la ciudad; irán perfectas con tu traje.

Fuente y fotos: Stradivarius