La mujer en la moda
Fuente: Unsplash

Hablemos de la mujer en la moda: El camino que falta por recorrer para conseguir una mayor igualdad de género en el sector.

El próximo domingo se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pro de la igualdad con el hombre; en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Este día fue institucionalizado por decisión de las Naciones Unidas en 1975, con el nombre de Día Internacional de la Mujer.

La primera celebración del Día Internacional de la Mujer se realizó el 19 de marzo de 1911 en Europa y su conmemoración se ha venido extendiendo, desde entonces, a otros países y continentes.

Cada año se suman más personas y esta lucha tiene mayor repercusión y avances. Es verdad. Sin embargo, aún queda muchísimo camino por recorrer en la reivindicación de los derechos de la mujer y la lucha por la igualdad en el mundo. Por ejemplo:

  • Sólo uno de cada cuatro parlamentarios son mujeres a nivel mundial.
  • En 2018, solo el 9,8% de países en el mundo tenían jefas de Estado o de gobierno.
  • Una de cada tres mujeres sufre violencia a lo largo de su vida.
  • 830 mujeres mueren cada día de causas evitables relacionadas con el embarazo.
  • Hasta 2086 no se cerrará la brecha salarial si no se contrarresta la tendencia actual.

(Fuente: BBC)

La mujer en la moda
Fuente: Unsplash

Por eso nos preguntamos, más específicamente, qué pasa en nuestro sector y qué camino nos queda por recorrer para reivindicar el rol de la mujer en la moda.

El rol de la mujer en la moda

La mujer en la moda ha sido trascendental. Es una relación tan amplia como antigua y estrecha. En este punto profundizamos mucho más en este artículo en el que recogemos algunas reflexiones sobre la mujer en el mundo de la moda:

 … la moda es uno de los escenarios en los que -para bien y para mal- la mujer tiene más visibilidad. La mayoría de las veces instrumentalizada y sexualizada (esa es una de las luchas principales, os adelanto), pero es también un lugar importante para luchar. Literalmente, una vitrina en la que históricamente nos han presentado a la mujer y sus roles de una forma menos igualitaria… pero en la que aún podemos entrar, romper el cristal y empezar a luchar por ganar esa vitrina como estandarte de lucha.

En el lado del consumidor, la industria de la moda se dirige a las mujeres más que a los hombres, pero cuando llegas a los niveles más altos (directores creativos y ejecutivos de la C-suite), los hombres superan en número a las mujeres.

Según una encuesta reciente titulada «The Glass Runway» realizada por McKinsey & Company en asociación con CFDA y Glamour, solo el 14% de las principales marcas de ropa de mujer están a cargo de una CEO. Y eso no se debe a la falta de talento femenino en la línea de moda, o la falta de ambición. Por el contrario, el estudio, que se basó en encuestas de más de 500 profesionales de la industria y entrevistas con dos docenas más, descubrió que los profesionales de la moda femenina de nivel básico en realidad reportan ambiciones más altas que sus homólogos masculinos. Pero cuando alcanzan el nivel de vicepresidente, los hombres en la industria de la moda reciben promociones sin pedirlas tres veces más que las mujeres, y las mujeres solo solicitan promociones en la mitad de los casos.

¨Tienes en la vida aquello que tienes el coraje de pedir.¨- oprah winfrey

La mujer en la moda
Fuente: Oprah.com

La mujer en la moda: el camino que nos falta recorrer

Esto no es solo algo malo para las mujeres individualmente, también es algo malo para las empresas, ya que el propio cuerpo de investigación de McKinsey ha demostrado que la diversidad de género tiene un impacto positivo en las empresas.

«Es más probable que las empresas con mayor diversidad e igualdad de género tengan un mejor desempeño financiero.¨ -Stacey Haas, socia de McKinsey.

Entonces, ¿qué se puede hacer para abordar la brecha de igualdad de género persistente en la moda? Se requerirá que las mujeres -como individuos- sigan carreras ambiciosas con confianza y un cambio sistémico iniciado por el liderazgo de las compañías, para que la industria de la moda evolucione para mejor.

Haas afirmó que, a nivel de empresa, es necesario que los equipos de liderazgo comprendan y comuniquen la importancia de la igualdad de género. A partir de ahí, la creación de programas de tutoría femenina, políticas integrales y justas de licencia de maternidad y la implementación de capacitación ante prejuicios inconscientes para líderes demostrará un compromiso real con el cambio.

Sarah Dunn, Oficial Global de Recursos Humanos de Tapestry (propietaria de Coach, Kate Spade y más), señaló que ver un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida modelado por el CEO masculino de Tapestry, Victor Luis, ha allanado el camino para una cultura empresarial que no trata a la familia y carrera como diametralmente opuesta. «Hay momentos en los que sabes que Víctor no está disponible porque está con sus hijos, y eso ha hecho posible que las mujeres solo digan: ‘Mira, tengo que irme ahora’ o ‘mañana estoy en la escuela de mis hijos’¨, sin mayores explicaciones.

La mujer en la moda
Fuente: Merryck

Teniendo en cuenta que el 30% de las mujeres encuestadas afirmó que tener hijos pequeños había retrasado su avance profesional, en comparación con solo el 7% de los hombres que enfrentaban el mismo obstáculo, permitiendo a los empleados la flexibilidad de estar con sus familias sin ser castigados por ello. El lugar de trabajo es un paso significativo para cerrar la brecha de género.

¿Qué más podría mejorar el rol de la mujer en la moda?

Otro elemento importante para aumentar la paridad de género podría surgir aumentando el acceso a la tutoría, el asesoramiento y la transparencia sobre las trayectorias profesionales de las mujeres.

«Las mujeres reciben cada vez menos orientación sobre cómo avanzar en sus carreras [que los hombres]» – explicó Haas. «Podemos aumentar la transparencia y crear más justicia en el camino hacia la cima. Las personas tienen que tener claro cómo llegar a la cima para que puedan lograrlo».

Si bien muchos de los problemas con la desigualdad de género deben ser abordados por los gerentes y los superiores de cualquier empresa, los panelistas también dejaron en claro que hay cosas que cualquier individuo, incluso los más principiantes, pueden hacer por sí mismos. No tengas miedo de ir tras aumentos y promociones. Es menos probable que las mujeres las soliciten, pero ese no tiene que ser tu caso.

Según la editora en jefe de Glamour, Samantha Barry, es importante abogar por ti misma con confianza al explicar lo que ya has logrado para la compañía, delinear tu valor en el mercado y exponer tu visión para tu propio crecimiento.

La mujer en la moda
Fuente: F3News

¿Y si aún no recibes el aumento o la promoción que solicitaste? «Recuerdo estar en un trabajo y pedir un aumento y no obtenerlo, y estar decepcionada pero no desanimada», compartió Barry. «Entonces volví y dije: ‘Ok … quiero que expongas las cinco cosas que necesito hacer en los próximos seis meses que me llevarán a ese nivel'».

En resumen: no te rindas.

Todos y cada uno de nosotros podemos poner una semilla para mejorar el papel de la mujer en la moda, tanto como consumidoras, como desde nuestro rol profesional en el sector. Es tarea de todos reflexionar sobre los comportamientos e ideas machistas y micro machistas instaurados en el sistema.