Una unión que hay que celebrar: Orgullo Gay y moda, una verdadera historia de amor. Te contamos los detalles de esta relación de años y años.

Estamos en la semana de celebración del Orgullo Gay en Madrid y en el mes en el que también coinciden más eventos de este tipo en el mundo. Por eso aprovechamos la ocasión para hablar de orgullo gay y moda y la estrecha relación que han tenido a lo largo del tiempo. Eso sí, lo más importante es saber que estamos ORGULLOSOS todo el año y apoyando una sociedad en la que se pueda amar en libertad.

Ya os hemos hablado de la revolución del mundo de la moda en 2017 y de otras causas importantes como: reflexiones del mundo de la moda en el Día Internacional de la Mujer; y algunos de los clichés de la moda infantil que hay que romper ya. En todos destacamos la importancia del respeto a la diversidad y de cómo es cada vez más importante esta reflexión también en el mundo de la moda.

Orgullo gay y moda
Fuente: S Moda El País

Desde EstásDeModa.com nos unimos a la fiesta de esta manera como un pequeño homenaje. No queríamos quedarnos sin participar desde nuestro sector. Pero es importantísimo apoyar la diversidad y el amor libre todo el año. Os invitamos a hacerlo todos los días desde todos los ámbitos.

Moda y orgullo gay: la historia

A Alexander McQueen le gustaba alimentar leyendas sobre su propia figura. Inventarse un pasado más épico. Una de ellas dice que cosió en el interior de una chaqueta destinada al Príncipe de Gales, cuando trabajaba en Savile Row en sus inicios, la frase ‘I am a cunt‘, de significado soez pero usada con ironía para hablar de su opción sexual. Otra de ellas es que él mismo se consideraba “la oveja rosa de la familia“, un entorno familiar que nunca aceptó del todo su homosexualidad, especialmente su padre.

Orgullo gay y moda
Fuente: Vogue

Lo que no es leyenda es el hecho de que Alexander Lee McQueen, el niño que fue antes del talentoso diseñador, sufrió acoso escolar. El resto de niños le llamaban ‘McQueer‘ y él pasaba las horas solo, observando pájaros y piscinas, tal y como se relata en el libro Champagne Supernovas (Maureen Callahan, 2014). No tuvo que dejar uno sino varios trabajos por la fuerte discriminación que sufrió.

Esta es solo una historia de las cientos que ha escrito el mundo de la moda, quizá una de las industrias (uno de los entornos sociales también) que mejor ha aceptado la diferencia a lo largo de la historia. La moda se convirtió en el refugio involuntario de muchas identidades minoritarias: cuando ningún empleo aceptaba determinadas condiciones, los talleres de costura sí lo hacían. De hecho, muchos de los grandes creadores de moda pertenecen a estos colectivos.

Orgullo gay y moda
Fuente: S Moda El País

Tal y como citan en Vogue, en el libro ‘Víctimas de la moda‘, del sociólogo Guillaume Erner, se explica así:

“La industria de la moda, especialmente en Francia y EEUU, se convirtió a partir de finales del siglo XIX en una especie de legión extranjera susceptible de servir como refugio para individuos víctimas de la hostilidad, inmigrantes, judíos, homosexuales o mujeres que decidieron trabajar de manera autónoma”.

Pero también fue refugio, y lo sigue siendo, porque la moda es capaz de convertir la diferencia en creación, porque es un tipo de artesanía de vive de los estímulos y las ideas nuevas y sin prejuicios, sin reglas.

Moda y orgullo gay: el futuro

Orgullo gay y moda
Fuente: Unsplash

No podemos pensar que aquí ya está todo hecho. La moda es una trinchera pero aún nos queda mucho que luchar dentro y fuera del mundo del fashion. Pasan cosas, siguen pasando cosas. Sigue habiendo escalones. Es el momento de preguntarnos -más que nunca- qué papel ocupa la diversidad en la moda y cómo podemos darle visibilidad.

Dar visibilidad a la diversidad es la base para que sea la norma y no más la excepción. La moda es un vehículo de expresión de libertad que debemos aprovechar y en el que aún nos queda camino por recorrer. Aún existen muchos motivos por los que celebrar el orgullo gay, que no solo es un momento festivo y jovial sino que tiene mucho que reivindicar. Luchemos por trabajos reivindicativos y por una moda que nos ayude a expresarnos como realmente somos y a estar más que orgullosos de hacerlo.

Detrás de cada baile y cada lentejuela de las que veremos estos días por las calles de Madrid también está ese mismo dolor porque hay tanta música como historias injustas. Así que la moda tiene que seguir reivindicando libertad y orgullo. Todos tenemos que hacerlo.

La moda nos permite abrir un canal para jugar. Un mundo en el que todo es posible, para todos.

Orgullo gay y moda
Fuente: Unsplash

¿Y tú? ¿Ya estás listo para celebrar esta relación de amor entre moda y orgullo gay? ¡Va-mos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here