Siguiendo con la dinámica Low Cost, la cadena sueca H&M ha sacado esta temporada una versión muy interesante de uno de los vestidos más aclamados de la colección de Chloé para este invierno.

Ya hemos comentado anteriormente que este es el año de la serpiente. El print animal por excelencia es el pitón y la cebra y el leopardo pasarán al fondo del armario una buena temporada.

El print de serpiente es mucho más elegante, menos llamativo y más glamouroso. Eso si, hay que tener cuidado con los tonos. Para no arriesgar más de la cuenta es mejor ceñirse a tonalidades naturales u oscuras y tejidos de calidad.

Uno de los modelos que más gustó en el desfile de Cholé fue este vestido– túnica de gasa en print de pitón. Con escote en pico y líneas fluidas sigue un patrón muy lady.

Evoca los 50 con una tira del mismo tejido a modo de gargantilla y un cinturón estrecho. Las mangas abullonadas con puño italiano le dan un punto muy francés.

Dentro del mismo estilo tenemos la versión low cost de H&M, se diferencia mucho la tela, esta es mucho más de sport, hubiese sido todo un punto en gasa pero la verdad que no está nada mal.

A diferencia del otro este lleva cinturilla y va cruzado formando discretos pliegues en el pecho. Sienta muy bien pero hay que llevarlo con un cinturón un poco más ancho que el otro y más alto, tipo fajin. Lo ideal es apostar sobre seguro e inclinarse por uno en tono castaño o negro a juego con los zapatos.

Si le queréis poner un punto retro combinarlo con botas altas de las que desaparecen bajo el vestido y un abrigo largo del mismo color.

No podemos hablar de “clon” porque tiene matices muy diferentes, el más fundamental: la tela. Pero podemos decir que esta inspirado en el modelo de Chloé  solo que con un punto más urbano.

Fuente y foto: ELLE