Lencería de novia
Fuente: Woman Secret

Este año me voy de viaje de novios: el más importante de mi vida. Así que investigué la lencería de novia que todas deberíamos llevar a la luna de miel.

Quienes me conocen bien saben de mi obsesión por la lencería. Sí, soy una loca de la lencería. En realidad, compro más lencería que ropa.

De todos los colores, estilos, tendencias, y para todas las ocasiones. Tengo un arsenal enorme clasificado en: lencería de diario, lencería sexy y -atención- lencería por estrenar. Tengo un saquito lleno de lencería que he comprado y aún no he estrenado, del que voy tirando en cada ocasión especial.

Ahora que ya conocéis mi secreto, os podréis imaginar que -según di el sí- empecé a pensar en el maravilloso mundo de la lencería de novia. Para mí, un mundo fascinante al que nunca me había atrevido a entrar. Va aquí otra confesión: jamás me había comprado lencería blanca (más allá de los típicos sujetador y braguita básicos, sin costuras) porque toda me remitía a un mundo al que yo era ajena: el de las novias.

Pero, claro, ahora que ya he entrado en ese mundo, me he centrado -y ya lo veréis en este artículo- en la lencería blanca que toda la vida -he pensado- es: lencería de novia.

No sin antes aclarar: No pienso que la lencería de novia deba ser exclusivamente blanca. Al contrario, aplaudo a quienes se atreven a poner color en sus vidas y me encanta la ropa interior de color. Siempre ha sido mi favorita. Sólo que si abarcara el enorme mundo que representa la lencería para mí, necesitaríamos tres libros. Así que, para haceros el cuento más corto y llevadero, me centraré en este artículo en lencería de novia blanca, en su mayoría. La más típica… la que es nueva para mí… la que ha despertado mi atención y la que predomina en las colecciones de lencería de novia de las firmas. Esa lencería de novia que todas deberíamos llevar a la luna de miel.

A tu luna de miel puedes llevar ropa íntima de todos los colores. Los que quieras (incluso puedes revisar los colores del año 2017 y ponerte a tono). Pero, en mi opinión, al menos un conjuntito blanco debes llevar.

Lencería de novia
Fuente: Oysho

Por qué llevar lencería sexi a la luna de miel

Aunque sea por conveniencia, la ropa interior blanca siempre es fundamental. Va genial debajo de la ropa. ¡Y lo sabes!

Mi principal consejo, sin embargo, va más allá de los colores: ¡lleva toda la lencería que puedas! No habrá mejor momento en tu vida para usarla y jugar con ella. No existe un momento igual para ponértela a diario.

La luna de miel es un momento idílico, ideal para veladas románticas y en el que el centro debe ser, más que el viaje, la escapada: estar juntos, alejados del mundo, y disfrutar el uno del otro. Y para esto, la lencería no es imprescindible, pero es un accesorio que puede acompañar muy bien.

Llévate tus batitas, baby dolls, picardías… ¡todo! Reserva espacio en tu maleta porque la lencería de novia es más importante que la ropa para el viaje. Que sean días de verdadero disfrute en pareja.

En mi caso, he ido armando mi lencería de novia en una caja (incluidas prendas del saquito ¨por estrenar¨) y aún no tengo muy claro cómo meteré todo eso en la maleta. Pero prometo llevar más lencería que ropa. Eso sí.

La lencería que llevarás en tu luna de miel la disfrutarás mil veces más que la que llevarás el día de la boda. Hoy en día la mayoría de vestidos de novia vienen con sujetador integrado y según el modelo -muy probablemente- no podrás usar lo que quieras si no, más bien, lo que vaya mejor con el vestido. La lencería de novia que llevarás en tu luna de miel la puedes elegir totalmente a tu gusto.

De hecho, en mi caso, mi vestido de novia viene con todo tan integrado que mi única ropa interior será un tanga blanco sin costuras para evitar las odiosas marcas. Ahí os va ese adelanto. La liga será mención especial porque será hecha a mano por un familiar. Pero para el día de la boda, no necesitas más que estar cómoda y verte bien con el vestido. Y ambas cosas están más ligadas de lo que parece.

Lencería de novia
Fuente: Woman Secret

La lencería de novia que todas debemos llevar a la luna de miel

Así que, no le des tanta importancia a la lencería de novia para ese día como a la que llevarás para la luna de miel. Ese será el momento ideal para lucirte y disfrutar.

Seguro ya lo has oído muchas veces y es muy cierto: la mayoría de las parejas no tienen sexo en la noche de bodas. Entra tanta gente, cansancio y alcohol, apenas tienen oportunidad de intimar. De hecho, según una encuesta realizada por Bluebella y publicada en Gran Lencería, el 52% de las parejas no tienen relaciones íntimas la que se supone que es la noche más especial para los recién casados.

Tras una larga noche de fiesta y emociones, y meses de preparativos y esfuerzo, la lencería de novia que tanto has tardado en elegir suele acabar en el cesto de la ropa sucia sin haberla disfrutado. Entre que te quitas el maquillaje, las horquillas y el vestido, probablemente tu pareja ya se ha dormido.

La luna de miel es ideal para sorprender y disfrutar. ¿Qué lencería de novia deberíamos llevar a la luna de miel?

Lencería de novia
Fuente: Woman Secret

Sujetadores

Hay que hacer aquí una distinción, necesitarás: sujetadores cómodos para el viaje, que sean versátiles para llevar con distintos estilos de ropa; y, por otro lado, sujetadores que te hagan sentir más sexi. Estampados, de colores, con transparencias, tejidos especiales… Cada sujetador contribuirá a armar un ambiente y a producir diferentes sensaciones.

El sujetador es esa pieza fundamental encargada de mantener el pecho en su sitio.

Lencería de novia
Fuente: El Corte Inglés

La nueva tendencia de la lencería que también ha llegado a las novias son los bralettes. No dejes de mirar este tipo de sujetadores tan bonitos para tu luna de miel.

Lencería de novia
Fuente: Tendencias de Bodas

Braguitas

La misma distinción aplica. Necesitarás: braguitas frescas y cómodas para tu viaje; pero, no menos importante, braguitas más especiales para las noches románticas.

Sorprende a tu pareja -y sorpréndete- con bragas diferentes a las que sueles llevar. Atrévete con colores innovadores o juega con el típico blanco novia. También puedes producir diversas sensaciones al tacto con la gran variedad de tejidos que hay en el mercado. No descartes incluso las comestibles, ¡juega!

Lencería de novia
Fuente: Oysho

Y recuerda que para ser sexi o atrevida no necesariamente tienes que enseñar más. Si normalmente llevas tanga, quizás puedas sorprender a tu pareja con braguitas vintage, coulottes o brasileñas.

En particular, soy muy fan de una marca venezolana de bragas vintage: La Bombacha. Es una pena no poderlas conseguir aquí porque hacen maravillas. Aunque estando en Venezuela no pude comprar su colección para novias, llevaré al viaje alguna que aún tengo en mi saquito por estrenar de otras colecciones.

Lencería de novia
Fuente: La Bombacha

Corpiños 

Cuando no sueles utilizarlos, los sujetadores longline y los corpiños también resultan provocativos. Son ideales para moldear perfectamente tu figura y despojarte de inseguridades.

Desde que empecé a planificar la lencería para mi luna de miel, una de las primeras cosas que tenía clara era que quería un típico corpiño blanco de novia. Me parecía una pieza imprescindible y que, como nunca he usado así, en blanco, me apetecía probar. Encontré uno ideal para mí… y está en esta foto. ¡No revelaré cuál es!

Lencería de novia
Fuente: El Corte Inglés

*No os contaré cuál es el corpiño pero sí os he contado cómo encontré mi vestido de novia.*

Ligueros

Lencería de novia
Fuente: Woman Secret

​El liguero es una prenda sexi por excelencia, representa seducción y sensualidad. Un plus que le veo fundamental: ocupan muy poquito espacio y puedes llevarlos también debajo de cierta ropa. Eso sí, recuerda llevar las medias.

Lencería de novia
Fuente: El Corte Inglés

Babydoll​

La mayoría de las lunas de miel se celebran en sitios cálidos, por lo que un babydoll será la opción perfecta para dormir y para despertar y dar los buenos días. soy tan fan de los seda como de los bordados e incluso los de algodón.

Lencería de novia
Fuente: Woman Secret

Yo pasaré mi luna de miel en un sitio bastante cálido y busqué opciones bastante alternativas. Baby dolls súper playeros, cómodos y frescos para dormir sexi pero muy confortable y a tono con el lugar. ¡Los monos me parecen ideales y muy románticos!

Lencería de novia
Fuente: Oysho

Son ideales para cubrir las caderas e inseguridades.

Lencería de novia
Fuente: Woman Secret

Accesorios

Los accesorios también pueden aportar mucho a tu luna de miel. Unos zapatos de tacón atrevidos, las medias, perlas, joyas, picardías con las que puedes jugar para adornar esos momentos íntimos y especiales. Mira entre tus cosas porque seguro que tienes muchas que te valgan para esto. ¡Creatividad!

Las batas son también un accesorio muy chulo y que te permitirá ir cómoda y sorprender.

Lencería de novia
Fuente: Oysho

Ya no se trata sólo de las piezas clásicas. La revolución de la lencería también ha llegado al mundo de las novias. Bralettes, pantalones cortos, monos y bodys.. ¡amamos los bodys! La ropa interior de novia se adapta a las nuevas tendencias para que puedas jugar mucho más y ampliar tus posibilidades.

Lencería de novia
Fuente: Oysho

*En este artículo te hacemos un recorrido por la última temporada de lencería que no te puedes dejar de poner. Hay un montón de bodys preciosos.*

Ahora que lo hemos hablado, comienza a preparar la maleta para una luna de miel entre dos inolvidable.