Tu cuidado diario tiene que ser lo más importante para ti. ¿No sabes cómo hacerlo?… Te lo contamos paso a paso: Cómo crear tu rutina diaria de belleza.

Empecemos por el principio…

¿Por qué es importante crearte una rutina diaria de belleza?

Lo habrás escuchado antes y es una realidad: la belleza es constancia. Para que un tratamiento de belleza realmente funcione debes mantenerlo en el tiempo. No hay recetas ni fórmulas milagrosas. Necesitas aplicarte tus productos de belleza de forma continuada y con disciplina para poder ver los resultados con el tiempo.

Esto te lo cuento desde mi experiencia personal. Hasta hace un par de años no tenía una rutina diaria de belleza. Tenía productos aislados y me los aplicaba de forma irregular. Por supuesto, se notaba. Hace un poco más de dos años decidí comprometerme conmigo misma y, desde un acto de profundo amor, crearme hábitos más saludables y rutinas que me ayudaran a sentirme y verme mejor. También el resultado ha sido evidente.

Photo by Sam Burriss on Unsplash

Además:

  • Crearte una rutina diaria de belleza te regala un breve momento de conexión contigo misma y amor propio. Mírate al espejo y aprovéchalo.
  • Ahorras tiempo, dinero y esfuerzos. Cuando no tienes una rutina definida vas comprando productos sin parar y sin sentido. Tener una rutina clara te dará automáticamente una lista limitada de los productos que realmente necesitas. Y ya sabiendo cómo usarlos, en qué orden, etc., no perderás tiempo. Al contrario, cada vez serás más ágil. La mía dura tres minutos como mucho.
  • Te aseguras de hacer lo que debes y no se te olvidan los pasos al interiorizarla.
  • Una vez definida, da igual donde estés. No se te pasa.
  • Es la única manera de ver resultados a los productos de belleza. Te aseguras de recuperar tu inversión.
  • Tu piel y tu imagen personal te lo agradecerán. Además de mejorar factores críticos, te verás mucho mejor y más cuidada y arreglada.
  • Piel vibrante y apariencia joven.

trucos de belleza de las modelos

Cómo crear tu rutina diaria de belleza

Lo ideal es que pueda recomendártela un dermatólogo sobre la base del estudio de tu piel. Aquí te compartimos algunos consejos generales que pueden ser de utilidad mientras lo descubres:

1. Beber agua

El agua hace maravillas para tu piel. Mantiene tu piel hidratada y saludable. Pero después de una buena noche de sueño, podemos estar al borde de la deshidratación. Comienza tu rutina diaria de belleza a primera hora de la mañana levantándote de la cama, yendo a la cocina y bebiendo 12 onzas de agua.

También te puede interesar:
5 maneras de llevar un estampado de leopardo

A lo largo del día, continúa consumiendo agua limpia y clara (¡el café, el té y los refrescos no cuentan!)

Bronceado saludable
Fuente: Unsplash

2. Lávate la cara

Me atrevería a decir que es de los pasos más importantes. Lo ideal es hacerlo con un limpiador especial para tu tipo de piel. Si no es posible, opta por enjuagarla solo con agua tibia y una toalla suave e impecable.

10 rituales de belleza para regalarte esta Navidad
Fuente: Pexels

Ojo: El uso excesivo de limpiadores faciales puede secar la piel, lo que puede aumentar la producción de aceite. Si limpiaste correctamente tu cara por la noche, podrías lavarla solo con agua en las mañanas.

Sí, puedes hacerlo en la ducha. Eso sí, no uses tu gel de ducha para la cara.

Para lavar tu cara por la noche, lo dicho: Usa un limpiador especial para tu tipo de piel después de haber desmaquillado tu cara por completo.

Hacer toallitas desmaquillantes
Fuente: Buzzfeed

3. Exfoliar una vez por semana

Nuestro cuerpo produce continuamente nuevas células de la piel. Las viejas se desprenden a lo largo del día. Esas células muertas a veces no se desprenden tan rápido como quisiéramos y en realidad pueden obstruir los poros y dejar la piel más vieja de lo que realmente es. Según el Dr. Frank Lipman, experto en medicina integral y funcional, “para mantener una piel sana, joven y brillante, debemos eliminar las células viejas y muertas de la piel y alentar el correcto giro celular. Exfoliar elimina las viejas células muertas de la piel y acelera la renovación celular permitiendo que crezcan nuevas células sanas«.

Haz este paso a una vez por semana solo. Puedes hacerlo con algún producto especial para la cara o con una mascarilla casera exfoliante. Ten cuidado y hazlo con suavidad.

4. Contorno de ojos

Si quieres aliviar la apariencia de cansancio y mejorar las ojeras, revisa los mejores contornos de ojos del mercado e incluye uno en tu rutina diaria de belleza. Notarás la diferencia.

También te puede interesar:
¿Piel sensible con los años? Te damos las mejores técnicas para mantener tu imagen
Mejores contornos de ojos
Fuente: Amazon España y Birchbox

5. Serums faciales

Son nuevos aliados para nutrir tu piel con las vitaminas que le hagan falta. Busca consejo de un experto y elige entre los serums faciales más recomendados para tu rutina diaria de belleza.

Serums faciales
Fuente: Brides

6. Hidratar

Independientemente de la edad y tipo de piel, la cara necesita humedad para verse y sentirse saludable. Es por eso que una crema hidratante debe ser el siguiente paso en tu rutina diaria de belleza. La dermatóloga de Nueva York, Debra Jaliman, sugiere usar crema hidratante todos los días. Si estás luchando contra el acné o la piel grasa, elija un humectante que sea ligero y sin aceite.

Y no olvides hidratar tu escote (cuello y escote realmente). Estas partes del cuerpo son especialmente susceptibles a las arrugas.

Mejores cremas antiarrugas
Fuente: Notino

7. Protector solar facial

La protección solar siempre debe ser el siguiente paso en la lista de verificación de su rutina diaria de belleza. Incluso cuando la crema hidratante contenga protector solar, siempre es una buena idea aplicar un protector solar facial independiente. Asegúrate de elegir uno que funcione contra los rayos UVA y UVB y con un SPF de 30 o más.

Conviene reaplicarlo cada dos horas durante el día incluso sobre el maquillaje o cuando esté nublado.

8. Antes de dormir

Hay que deshacerse de la suciedad y el maquillaje de la cara lavándose con un limpiador o jabón suave antes de acostarse. Si haces ejercicio durante el día, es una buena idea lavarte la cara inmediatamente después para que el sudor no obstruya los poros y cause acné.

También es importante no descuidar el cuello y el pecho durante esta parte de la rutina diaria de belleza. La piel del cuello y el pecho responden al maquillaje, al sudor y al sol como lo hace la cara.

Hacer toallitas desmaquillantes
Fuente: Buzzfeed

¿Tienes ya tu checklist? No es difícil. Te lo digo yo. Hacer más no solo no es necesario sino que, además, podría tener incluso un efecto inverso sobre tu piel. Mientras más naturales sean tus cuidados y los productos que uses, mejor. Revisa aquí cómo leer las etiquetas de las cremas para elegir mejor.

Apégate a tu rutina diaria de belleza y comienza a notar los resultados.