Todos necesitamos tener a mano en el guardarropa, prendas que sirvan para crear ese estilo casual que permite ir a todas partes, incluso al trabajo sin sentirse mal por estar vestido inapropiadamente y a la vez, sentirse cómoda y libre, con un estilo propio.

bolero_medium

Para comenzar a alimentar a tu armario con el estilo casual, hay que partir con algunas prendas básicas, como los pantalones, blusas y chaquetas de colores neutros a las que les vas añadiendo accesorios y otras prendas que le den el toque diferenciador.

Lo primero que debes hacer es experimentar con el color, las formas y las combinaciones. En asuntos de estilo y moda, hay que atreverse a innovar y complementar aquellas cosas que no se han atrevido antes. Los colores ayudan a levantar el ánimo y son muy asentadores para todas si se utilizan sabiamente.

Los zapatos que lleves, deben ser siempre de la mejor calidad, y debes llevar aquellos zapatos que estén a tono con la estación. Sé que se lleva usar sandalias con medias de lana, pero en la práctica, esta mezcla no luce muy bien que digamos.

La ropa no te debe quedar apretada, al contrario, con un centímetro de holgura aseguras la caída de la tela, disimulando de pasada cualquier defecto.

Siempre hay que elegir aquellas cosas y colores que van con la personalidad. Si algo no te hace sentir bien, mejor no lo uses.

Foto: flickr