¿Estás indecisa sobre qué vestido llevar a tu fiesta?, aquí va una selección de vestidos que te servirán para ir a tu fiesta, sin pensar que estás usando un vestido muy anticuado, repetido o inadecuado.

El clásico vestido negro, pero hecho con una tela forrada completamente en lentejuelas, te dará el aire festivo que necesitas en tu fiesta. Con corte V y cremallera, este vestido corto junto a unas sandalias color beige, será suficiente para impactar.

¿Te gustan los vestidos más escandalosos?, entonces, te recomendamos este mini vestido color turquesa, que junto a unas botas altas y negras, te harán ser el centro de atención en tu fiesta.

Si todavía el color turquesa no te convence, mira el vestido amarillo, muy corto y abombachado, que junto a unas sandalias de taco alto tipo botín, queda perfecto. Este vestido es aún más atrevido que los dos anteriores, y no porque tenga un gran escote ni un gran tajo. Es su diseño total lo que impacta.

Siguiendo esta línea de diseños, y cambiando solamente los colores, ya se abre una gama más amplia para elegir. Los drapeados que caen suavemente sobre la piel, son vestidos que sacan siempre de apuro, y se pueden hacer muy fácilmente con un pañuelo de tejido fino. El único requisito para que un vestido hecho con un pañuelo amarrado alrededor de tu cuerpo quede bien, es que lo complementes con joyas llamativas y grandes, como los brazaletes de carey y los collares largos, además de unos zapatos de calidad.

Fotos: Shopstyle

Comments are closed.