Nuestros pies están pidiendo un respiro. Llevan muchos meses sometidos a la presión de las botas, al calor de las medias, a la oscura protección de los calcetines gordos.

Pero se acerca el buen tiempo y llega el momento de enseñarlos, de dejarles respirar y de sacarlos de su invernal escondite.

Es el momento de sacar las sandalias. Se trata de un tipo de calzado que nunca pasa de moda y que ya vestían los pies de egipcios, romanos y griegos en la antigüedad. De hecho, muchos modelos actuales imitan el estilo y diseño de las sandalias más austeras pero con los ingredientes propios de la moda actual. 

Las sandalias son un tipo de calzado que utilizan tanto hombres como mujeres y se han creado tantos modelos como ocasiones existen para ponérselos.

Así, puedes encontrar una sandalia cómoda, totalmente plana para ir a la playa, por ejemplo, así como sandalias con un alto tacón para dar ese toque de elegancia al vestido más glamoroso. 

Asimismo, aunque el tacón siempre proporciona una pincelada de elegancia y distinción, también existen sandalias con suela completamente plana que pueden resultar muy elegantes y resultar el complemento perfecto para conseguir un atuendo actual, muy chic y vanguardista.

También está de moda en ponerle cuña a las sandalias, así puedes conseguir una altura de infarto, andar con comodidad y darle un toque más sofisticado a tu atuendo. Las sandalias, además, combinan con todo tipo de prenda. Puedes ponértelas con unos vaqueros, con el pareo para ir a la playa o con el vestido de gala para asistir a un importante evento.

Luce tus pies este verano y prepara tus sandalias.